martes, 29 de enero de 2013

Es palabra de Rajoy...

 
Dicho y hecho: Rajoy le dijo a su "numerario" de Turismo (porque Industria le viene grande) que solucionara definitivamente el tema del carbón y éste, que sólo ha visto el carbón dulce cada 6 de Enero, le ha pasado la pelota al recién estrenado Secretario del ramo, Alberto Nadal. Este "vino a lo que vino" y pasa de comparecencias públicas para que los flashes no quemen su imagen antes de tiempo. Nadal habló claro y dijo que el Gobierno de España no dará ayudas al funcionamiento de la minería ya en el 2015 (y no en el 2018 como se pactó en Europa en el 2010) porque ellos solitos lo han decidido. También comunicó que el Gobierno de España ha decidido para este año 2013, reducir a la mitad la producción total de carbón de interior y aumentar el doble la de cielo abierto porque consideran que las explotaciones de interior no son rentables - las de Alemania tampoco y se han replanteado mantenerlas como sector estratégico tras el desastre de Fukushima y  la inestabilidad de los paises del Magreb -. Además advirtió de que el Real Decreto que regula la obligación de las térmicas a comprar y quemar dicha producción no se prorrogará más allá del 2014 -fecha en que agotarán la legislatura y conoceremos realmente lo que pintaba el carbón en los planes energéticos del PP -.

 Con la información que tenemos a día de hoy el carbón dejará de ser un sector estratégico el 31 de diciembre de 2014, a expensas de conocer, por una parte, esos famosos mecanismos que rondan la cabeza de Soria y que sustituirán al Real Decreto de Garantía de Suministros, y por otra, el porcentaje que habrá para el carbón en el mix energético del Plan del PP. Yo deduzco que nuestro carbón como sector estratégico se lo piensan liquidar (volveré sobre este tema cuando conozcamos la reforma energética). Con todo, el nuevo Secretario vino a exponer que nos temos que olvidar de la minería de interior, que irá agonizando sin haber podido rentabilizar sus inversiones - esto suele pasar cuando los sucesivos gobiernos, con claros intereses personales  (dígase puestos de asesores en las todopoderosas eléctricas de los ex-presidentes Gonzalez y Aznar) privan al  principal sector de la economía, como es el energético, de un plan bien definido y legalmente estable, y ello se hace con fines especulativos -. En mi opinión, caminamos hacia la extinción del  minero como tal
- ya presenciaremos en qué plazos y condiciones - y quedarán camioneros y palistas en los cielos abiertos acogidos al convenio de la construcción y cotizando en el "régimen especial" de los abusos permitidos por los sucesivos gobiernos a ciertos empresarios del sector amparados, ahora más que nunca, por el nuevo marco legal laboral.



Sr Nadal sabemos que el carbón no es tan rentable para el Estado a corto plazo como ciertas operaciones de tesorería para ciertos partidos, pero no estaría de más tener previsiones a largo plazo con un sector estratégico y que repunta según todos los estudios de mercado.Y hablando de rentabilidad hay que decir que la excepción siempre confirma la regla -los plátanos de Canarias si no rentan no importa, es cuestión de destinar una partida, no se si en A o en B, para una buena campaña publicitaria en Europa, como la que ha puesto en marcha el canario- .Se las han ingeniado de perlas para ir agotando poco a poco el ya de por sí ineficaz marco legal que nos amparaba, el Plan 2006-2012. Así, nos vemos ya en febrero de 2013 sin indicios siquiera de un  Plan 2013-2018 negociado y consensuado -estoy segura de que nunca verá ya la luz como tal- , con un ministro jugando a la verdad y la mentira en los medios, diciendo hoy so y mañana arre con la única finalidad de prolongar plazos - ya sabemos que para ellos no importan los medios si se consigue el fin- y con la nueva ley laboral ya como única referencia y el consiguiente ahorro en costes sociales tanto para el Gobierno como para los empresarios.

 La conclusión es que al Gobierno le ha resultado fácil alcanzar sus fines  con un colectivo de trabajadores desgastado psicológicamente y utilizando al "nuevo" Secretario de Energía para comunicar las decisiones que se irán tomando a golpe de decreto. En las comarcas, a partir de ahora, muchos esperamos con ansia el decretazo de la reforma del Plan Energético -no me cabe duda de que no habrá diálogo- para saber cómo será el final del sector,  porque todavía acabamos de leer los prolegómenos y hemos pasado página para comenzar el primer capítulo.

Una última cuestión: recordarle al Gobierno de Rajoy que hay  políticos - aunque ,por desgracia para los españoles, sea la excepción y no la norma-  que en tiempos difíciles luchan por el desarrollo y sostenibilidad de su territorio, cuyos habitantes les han elegido en las urnas. Son esos que han sido sancionados y expulsados de su partido por representar a su pueblo leonés. Esos, Sr Rajoy, tienen la dignidad política y moral que escasea en sus filas, en las que prima la malversación, el blanqueo de dinero,el delito fiscal y la evasión de capitales (es increible cómo estos vocablos se han instaurado en nuestro día a día). La falta de moral y decencia de su casta político-empresarial queda patente un día sí y otro también en las informaciones que nos llegan a través de los medios de difusión.

PD: Me apropio la frase del Gran Wayoming: "España da más asco que un topless de Ángela Merkel"









5 comentarios:

  1. Pero que bien escribes lo que todos pensamos, gracias por poner las palabras justas al grave problema que nos acecha, espero que llegue a muchos lectores para que al menos nos entiendan...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Laura.
    Después de tanto hartazgo me parecen palabras muy suaves.
    Para colmo continúan entreteniéndonos con que si las empresas entregaron o no la documentación sobre su viabilidad más allá de 2018. Hoy el Diario dice esto: "Las empresas mineras enviaron al Ministerio de Industria sus planes de cierre, según la previsión establecida por la UE en el reglamento europeo, el pasado 15 de septiembre, y desde entonces no han recibido notificación ni requerimiento alguno del Ministerio de Industria solicitando información adicional. Así lo aseguró ayer a Diario de León el presidente de Carbunión, Óscar Lapastora, tras el encuentro que mantuvo la patronal minera con los representantes sindicales mineros."
    Y en la televisión ( 8León y CYL) dijeron que las empresas siguen sin enviar esa documentación.
    España es un país de pandereta sin duda alguna.

    ResponderEliminar
  3. Es uno de los problemas que tenemos, que ya no sabemos que es verdad y que mentira, desde industria se dice una cosa, desde Carbunión otra y desde los sindicatos....estamos en tierra de nadie y no cuentan con nosotros, sólo pagaremos los platos rotos de la ineficacia del que corresponda...al tiempo. Escríbenos más...que te tenemos muy desaprovechada.

    ResponderEliminar
  4. jose antonio diago2 de febrero de 2013, 11:07

    A ver si esta es la definitiva y por fin puedo felicitarte por lo escrito. Eso si con matices pues la realidad lo que esta demostrando es que desde el Ministerio se van a cargar el sector y desde las comarcas estamos como siempre, parece que todo esta bien y esto con nosotros no va..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diago. El carbón pinta muy negro y España más...

      Eliminar